Un día memorable

Crónica de la presentación del libro en Ronda

Fueron unos momentos de gran intensidad y emoción difícilmente contenible.

Las palabras de presentación de Francisco Pimentel, presidente de la Asociación de la Memoria Histórica de Ronda fueron muy cálidas y reivindicativas, dado su conocimiento del tema. Las mías pretendieron estar a su altura.

El marco insuperable, el palacio de Mondragón es ya de por sí una joya, como puede apreciarse:



Susana López, puso la voz a un fragmento muy emotivo de "Abierto a todas horas" de Rafael Alberti con un fondo musical de Yurima.

Este bosque, este bosque
es igual que otros bosques.
Y sin embargo, yo quizás quisiera
estar en otros bosques.
...
Otoño silencioso de este bosque,
¿me estoy desvinculando de la patria,
alejándome, perdiéndome?
Haz que tus hojas, que se lleva el viento,
me arrastren hacia ella nuevamente
y caiga en sus caminos
y me pisen y crujan
mis huesos confundiéndose
para siempre en su tierra.
 
La música fue interpretada por la pianista Noemi Pimentel que tocó piezas de Turina, Granados y concluyó con el pasodoble de salón "Española y sevillana" del compositor malagueño exiliado Marcial Rodríguez, que puso el broche necesario al acto.

Acudieron familiares y amigos, entre los que se encontraban algunas personas con similares historias en su memoria familiar. La conversación que pude mantener con algunos de ellos me confirman la creencia de que esta novela va a tener una función de libro de autoayuda.

El único fallo fue que con algunos nervios de última hora se me pasó abrir un debate que seguramente hubiera enriquecido a los asistentes. Pero en fin, creo que fue lo único negativo reseñable.

Para mi, y creo compartirlo con otras personas, un día memorable.

Paco Pimentel, Noemí, Susana y un servidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

© Copyright 2016 Coco Aguayo